GNV / GLP

Tipos de gases como combustible. ¿Cuáles son?

La propulsión se consigue quemando gas en un motor de combustión interna convencional. El GNV hace referencia al gas metano y el GLP es el butano y propano. Estos combustibles se integran en depósitos independientes y pueden alternarse con depósitos de gasolina. La principal ventaja es que este tipo de combustibles disponen de un precio inferior al convencional fuel, pero su potencia es un 10% inferior. Se les considera por la DGT vehículos ECO y aportan un menor ruido. Los costes de mantenimiento del motor son menores, pero necesitamos mayor espacio en el coche para insertar el depósito.

Otros términos

Uso de cookies

Las Cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Para mejorar tu experiencia, utilizamos Cookies propias y de terceros para recordar detalles de inicio de sesión y proporcionar un inicio de sesión, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad del sitio y proporcionar contenidos conforme a tus intereses. Haz clic en Aceptar y continuar para aceptar las Cookies e ir directamente al sitio web.

Aceptar y continuar

Más información